Rito funerario Sij

Rito funerario Sij

Rito funerario Sij

El sijismo es una religión india fundada en el siglo XV por Gurú Nanak como escisión de las doctrinas que estaban en conflicto del hinduismo y el islam. Es una religión monoteísta regida por los 10 preceptos del Gurú Nanak Actualmente es al novena religión del mundo, seguida por 20 millones de personas.

CREENCIAS

Los Sij creen en el ciclo de la vida y la reencarnación, por lo que ciertas acciones que hagan en vida, y los accesorios de esta, se unen a este ciclo. El Alma no está sueja a la muerte, ya que esta es sólo una progresión hacia Dios a través del universo creado, y la vuelta al Dios de nuevo. Los Sij son conscientes de la muerte durante toda su vida, ya que para ellos es un ciclo de nacimiento, vida y muerte para volver a Dios.

 

FUNERAL

Debido a que el alma nunca muere, los sijs no guardan luto. Sólo durante el funeral se pide por que el alma pueda liberarse de las ataduras del cuerpo para llegar a la reencarnación y convertirse en alguien nuevo junto a Dios.

Para el funeral los Sijs preparan un baño de yogur para el fallecido mientras recitan oraciones. A continuación, visten el cuerpo con ropas nuevas.

Una vez vestido, se le colocan cinco símbolos que representan específicamente a los sijs:

Kesh, que representa el pelo sin cortar.

Kirpan, un cuchillo sij que representa la compasión y la tarea de defender la verdad.

Kara, un brazalete de acero inoxidable,

Kachera, una ropa interior especial sij y

Kanga, un pequeño peine.

Después, de todo el ritual preparatorio, hay una pequeña ceremonia en la casa del fallecido antes de la cremación. Para iniciar este servicio hay un Ardas, o comunidad de oración, o bien representado por un ministro que dirá una oración y unas pocas palabras. Hay dos oraciones diarias que se dicen por los sijs, llamadas Japji y Kirtan Sohila. Después de recitarlas, comienza la cremación. Estas oraciones se pueden recitar también durante todo el proceso de cremación, que suele tardar de 30 a 60 minutos. Durante este tiempo también se recita la palabra “Akal” que significa inmortal, para ayudar al alma a liberarse y volver al infinito.

Además, si la familia lo desea puede realizarse un segundo ritual, antes de la cremación llamado Gurdwara :

En esta los amigos llegaran antes al lugar donde se celebre, dejando los primero asientos para la familia; el féretro estará presente, y los ivitados rezarán una pequeña oración al difunto; el féretro puede estar abierto o cerrado, a elección de la familia; mientras que en el otro ritual las oraciones las puede llevar cualquier miembro de la familia, en el Gurdwara esta oración la dirige el Granthi, primero en el idioma original y luego en inglés. Los asistentes, cada cierto tiempo, agitan un cepillo hecho de pelo de caballo por encima del Granthi. También se reparte Prasad, un postre dulce al final del servicio.

Durante este también puede haber músicos tocando el kirtan, y la ceremonia se convierte en un funeral dirigido por el maestro de ceremonias indicando el orden de los rezos. Al finalizar, las cenizas son arrojadas al río más cercano.

Este ritual tiene que producirse dentro de los tres días después de la muerte. Los asistentes deben ir vestidos de manera discreta y con la cabeza cubierta, y suelen llevar comida que no contiene carne, pescado, huevos o alcohol para la familia.

EL LUTO

Como hemos dicho al principio, los sij no pasan luto, por lo que no es habitual visitar ni dar el pésame a los familiares por la pérdida. Estos suelen reincorporarse a la vida normal pasados unos pocos días. En el caso de reunirse no se centran en el dolor de la pérdida, si no en los buenos recuerdos y la alegría del alma que vuelve a su verdadero hogar con Dios. No hay tristeza.

Paloma Contreras

Paloma Contreras

paloma@guiadecementerios.com