Cementerio de la Cité de Carcassonne

Carcassonne es una pequeña ciudad situada al sur de Francia. Es conocida por la Cuidadela, una fortificación medieval en la que puedes sentirte como en la época andando por sus estrechas calles, contemplando las gárgolas de la catedral y atravesando sus fosos.

A las afueras de esta, suele pasar desapercibido, aunque se ve desde algunas de las almenas del muro de la fortaleza, el pequeño Cementerio de la Cité de Carcassonne. Pese a lo pequeña que es la ciudad tiene cuatro cementerios, este  de la Cité, otro en el pueblo,(de la Conte)  , Saint Michel y el de Saint Vicent, a las afueras de la ciudad.

El Cementerio de la Cité de Carcassonne no es muy grande. Allí hay enterramientos desde 1800 hasta nuestros días (2010). Pocos cementerios tienen una vista tan majestuosa como este.

En el centro del cementerio hay una pequeña capilla donde fueron enterrados los sacerdotes de la ciudad. Además hay enterrados varios obispos y mariscales importantes de la ciudad.

Una de las cosas que me llamaron la atención (en los tres cementerios que visité en la ciudad) fue que apenas tenían flores, y si había, eran de plástico. En cambio, las tumbas están llevas de “souvenirs” (recordatorios), en las que las familias y amigos recuerdan al fallecido. A través de estas, se puede descubrir mucho de la persona allí enterrada. En contraposición con el cementerio de Berlín que vimos en el post anterior, aquí la piedra es el principal elemento del paisaje.

Os dejamos con algunas de las fotos de este hermoso paseo:

Paloma Contreras

Paloma Contreras

paloma@guiadecementerios.com