Cementerio de Nyirbátór

Nyirbator es una pequeña población del Noreste de Hungría, cerca de la frontera con Rumanía. Es conocida por sus construcciones seculares de los siglos XV y XVI pero lo que realmente le hace especial es el nombre de los antiguos dueños de las tierras, la familia Bathory, que fueron sus dueños hasta la muerte de Gabriel Bathory, Príncipe de Transilvania, en 1613.

Allí nació Erzsébet Bathory, más conocida como La Condesa Sangrienta, que ha pasado a la historia como una mujer sádica y obsesionada por la belleza ya que cuenta la leyenda que mató a 630 vírgenes a lo largo de su vida para bañarse en su sangre; a título personal, visto la época en la que vivió y lo inteligente que era (a los 12 años hablaba perfectamente húngaro, latín y alemán, además de saber leer y escribir, “don” que no tenían la mayoría de los nobles del país), más el poder otorgado por los matrimonios de conveniencia y su viudedad, la convirtieron en una mujer excesivamente poderosa para eso, para ser mujer, y sus enemigos crearon una historia de brujería y sangre (que también se estilaba para denostar a cualquier mujer que destacara como ya nos ha enseñado la historia) que acabó con su ruina y muerte por emparedamiento en el castillo de Cachtice, también en Hungría.

Sus restos descansan en la cripta Bathory, en Ecsed, ya que los habitantes de Nyirbátor, su localidad natal, no querían compartir descanso eterno con aquella “horrible” mujer.

Una de las cosas que me llamó la atención de este cementerio, aunque me costó un rato darme cuenta de qué es lo que pasaba, porque notaba que había algo raro, pero no caía que era, es que las lápidas en la mayoría de las tumbas están “dadas la vuelta”, es decir, la inscripción no apunta hacia donde está el féretro, si no al revés, hacia fuera, como dando la bienvenida al visitante en vez de darle la espalda. Me resultó curioso porque no lo había visto en otros cementerios.

Por lo demás, es un cementerio bastante grande para pertenecer a un pueblo pequeño; tiene una gran zona de nueva ampliación, y a lo largo de este se ve muy claramente la evolución a la hora de los enterramientos: las tumbas más antiguas van al suelo, nichos, y una nueva zona de columbarios.

Os dejamos una pequeña galería de fotos de este cementerio.

Paloma Contreras

Paloma Contreras

paloma@guiadecementerios.com